¿Son normales los escapes de orina?

Los escapes de orina involuntarios o incontinencia urinaria, son un problema de salud muy frecuente pero por el que muchas veces no se consulta, ya sea por tabú o por considerarlo algo normal o sin solución.

Afecta tanto a mujeres como a varones y su prevalencia aumenta con la edad, estimándose se que en España a partir de los 65 años puede afectar a un 50% de las personas de ambos sexos.
 

¿Por qué se produce?

La vejiga de la orina, donde esta se almacena, es un órgano situado en la zona inferior del abdomen, apoyado sobre un grupo de músculos (suelo pélvico) y conectada con el sistema nervioso mediante distintos nervios.

Además en la zona de unión con la uretra encontramos los esfínteres, interno y externo, que mantienen la vejiga cerrada para que no se escape la orina.Carcajadas - Incontinencia

Las pérdidas se pueden producir por 2 causas principalmente; bien porque la musculatura del suelo pélvico no tienen el tono suficiente y no son capaces de retener la orina apareciendo la llamada Incontinencia de esfuerzo, bien porque se produzca una mala coordinación entre los nervios que controlan el vaciamiento de orina y los músculos con lo que se produce un escape en un momento en el que no debería (Incontinencia neurógena).

 

¿Qué síntomas produce?
En ambos casos se produce un escape de orina involuntario que puede ser desde muy leve hasta muy abundante.
En la incontinencia de esfuerzo suele aparecer como su nombre indica tras un esfuerzo, con la tos o la risa,.. 
En el segundo aparece de repente, no se asocia a ninguna situación concreta y puede aparecer en distintas enfermedades que afectan al sistema nervioso central o periférico, ser secundario a medicamentos,…
También pueden darse los 2 tipos de escape si la causa es mixta.

 

¿Debo preocuparme?
En principio no. No se trata de ninguna enfermedad propiamente dicha, pero puede generar mucho malestar y limitar la vida del paciente quién deja de realizar actividades normales por miedo a los escapes en casos más graves.

 

¿Qué puedo hacer?
ejercicios kegel

Es fundamental la prevención.

Es importante fortalecer la musculatura tanto del abdomen como del suelo pélvico, evitar sobrepeso,... Existen múltiples disciplinas que pueden ayudarte como las clases de pilates y también unos ejercicios muy simples, que se pueden hacer en cualquier momento y lugar, conocidos como “ejercicios de Kegel”.

En este caso es imprescindible la constancia y son útiles tanto para prevenir como para mejorar una vez aparecidos los escapes.

En caso de que la incontinencia sea neurógena existen medicaciones seguras que pueden mejorar los síntomas.

Finalmente si el caso es muy grave y no mejora también puede valorarse la Cirugía.
 

 

Conclusión:
La incontinencia urinaria es un problema de salud frecuente, por el que no se debe  tener miedo a consultar y que puede mejorar si se instaura el tratamiento adecuado en cada caso.
Para evitar o retrasar su aparición es fundamental la prevención.

- Dra. Margarita Godoy -

Images: Incontinencia - Urología

Leave a Reply